jueves, 20 de agosto de 2009

Los Prisioneros: Rebelión en Viña 2003

Por Xentor Xentinel


Los Medios de Comunicación chilenos —controlados por las mismas oligarquías que en este país lo controlan todo— no le perdonaron a Jorge González, líder de la banda «Los Prisioneros», que mencionara lo que nadie se había atrevido a decir antes de aquella memorable edición de la última Teletón (un show televisivo de 27 horas, supuestamente «por los niños discapacitados», donde participan artistas y empresas nacionales), en Diciembre del 2002.

En aquella oportunidad, justo antes de dedicarle el tema «Quieren Dinero», al tan famoso como repulsivo Don Francisco —animador, tanto de la Teletón chilena, como del programa internacional «Sábados Gigantes»—, González declaró lo siguiente:

«Qué lindo, ¿No? Qué bonito que se pueda transformar una cosa en otra. Que de todo el Ego "GIGANTE", que de todas las ganas de FIGURAR que tenemos los artistas, podamos transformarlo en ayuda a los niños.

»Que de toda la AVARICIA y el sentido del BUEN NEGOCIO que tienen las empresas, que pueden subir los precios, pagar menos impuestos, hacerse propaganda —y con lo que consume la gente, entre comillas "ayudar"—, se pueda ayudar realmente a los niños.

»Queremos dedicar a toda la gente que ha figurado hoy día... Nosotros mismos, al gran Don Francisco, esta canción (y lo que necesitamos nosotros juntar), se llama QUIEREN DINERO».



Se inició entonces, una campaña de desprestigio contra aquellos entrometidos que se habían atrevido a destapar un poco tanta hipocrecía. Se los acusó de «estar contra la Teletón», «hablar contra la Teletón», cosa que jamás hicieron.

Éstos mismos Medios de Incomunicación y Desinformación aprovecharon otras declaraciones de González, hechas durante un concierto en Perú, en Febrero del 2003, para «vender» la idea de que «Los Prisioneros» eran «antipatriotas»:

«Los chilenos que vienen para acá son una mierda —dijo Gonzáles en aquella ocasión—. Yo comprendo que los odien porque son gente muy antipática. Yo no sé qué se creen. Son flojos, ladrones. A veces tengo vergüenza de ser chileno».

La Prensa y la Televisión chilenas no dieron a conocer la declaración textual («Los chilenos que vienen para acá...»), sino que se manipuló la información para hacer creer que González hablaba contra TODOS los chilenos. Lo hicieron de la misma manera que en la ocasión anterior, tergiversando, como siempre, lo que se quiso decir.

Como resultado, «Los Prisioneros» obtuvieron pifias en algunos lugares donde actuaron. Pero estaban invitados también al Festival de Viña del Mar, así que aprovecharon la oportunidad de desquitarse.

Por eso, entraron con todo. Con la furia que los transformó en leyenda. El vocalista, motivado y transgresor, entró dando el primer puñetazo. «¡A ver ésa pifia! Toda la Quinta pifiando, vamos. ¡La pifia, más fuerte! ¡Queremos pifias!», dijo irónicamente y se echó la concurrencia al bolsillo.

Lo que vino más tarde quedó inscrito en la historia del Festival. González comenzó a interpretar el tema «Sexo», y a poco andar, cambió la letra del tema y lanzó granadas verdaderamente incendiarias contra el Canal Católico que los había contratado, y que transmitía en vivo el show, así como al Sacerdote pinochetista Raúl Hasbún, conocido por sus apariciones diarias en ese canal, durante la Dictadura Militar.

Así, en su estilo, sin anestesia, cantó de este modo:

El curita con el sermón
En el canal de la televisión
Luego la propaganda del celular
Con la mina con el poto al aire.

El curita con la censura
En cierto canal de televisión
Luego las minas con las tetas operadas
Con la propaganda de cerveza.

El señor que no puede hacer
La propaganda del condón
El parece que quiere que todo el mundo
Muera de SIDA.

El curita con el sermón (sexo).
El curita con el sermón (sexo).
El manso culo en la televisión (sexo).

El curita con las palabras al cierre.
El curita hablando de amor de Jesús,
Pero cuando torturan y matan
Se queda callado.

Puesto que los que mataron
Eran comunistas anticristianos.

Puesto que a quienes torturaron
Tenían vacías de armas las manos.

Y con toda esa tortura
Su canal, los bolsillos se llenaron.

¿Se acuerdan? Ellos eran los «patriotas».
¿Se acuerdan? Ellos eran los «patriotas».
(¿Dónde está el Demonio?).

Las rotativas de imprenta
Están empezando a editar
Más mujeres piluchas
¡Y tú tienes una cara de auspiciador!

Los Prisioneros habían hecho un trato con el Canal Católico: tocarían durante dos horas, bajo un jugoso contrato, pero González debía abstenerse de DECIR cosas polémicas, como en la Teletón. González estaba cumpliendo su palabra: no estaba hablando, ¡Estaba cantando! ¿O no?

En el segundo tema, «Quieren Dinero», González, ironizando sobre los preparativos del inminente ataque usamericano a Irak, hace la mímica de un cowboy, diciendo: «¡Aio, Silver! We gonna kill do fucking arabs» (Queremos matar a esos árabes c...). También intercaló los siguientes mensajes:

«Quiero más rating, quiero más dólares».
«Quiero más pifias, quiero más Soles».
«Quiero más petróleo, quiero más dólares».
«Quiero más libras, quiero más guerras».

Terminaron la canción con toques de «Ch... puta la hueá», de la banda —también chilena— «Pettinellis».

Allí se instaló la fiesta. El auditorio seguía cada uno de sus mandatos y González era amo y señor de la jornada. Lo había conseguido otra vez. Cantó con rabia, con ironía, las mismas canciones que desde hace 20 años lo tienen convertido en leyenda. Fue un espectáculo total y delirante.

La presentación, por minutos, se convirtió en un constante discurso irónico contra la Prensa, Iglesia, la Televisión, y Estados Unidos, repitiendo consecuentemente la postura que ha caracterizado su carrera.

Cerca de las 1:30 de la madrugada, Gonzáles desafiaba a la audiencia, y a sus contratantes:

—QUIEREN QUE DIGA ALGO POLÉMICO !!!???

—SÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍ —gritaba el público.

A la tercera vez, contestó:

—Ahora: «ALGO POLÉMICO».

Pasadas las dos de la madrugada dejaron el escenario y se hicieron de rogar para volver. De regreso, y en medio de los gritos del público que pedían «La Gaviota» (el máximo galardón, reservado, en realidad para una competencia folcklórica), el animador Antonio Vodanovich les entregó (de mala gana) la Antorcha de Plata y también la Antorcha de Oro.

Pero el público exigía la Gaviota y, Vodanovich, por hacerse el pelotudo, recibió fuertes pifias.

En nuevo gesto desafiante, los integrantes de la banda, se sentaron relajadamente a esperar su Gaviota. Salió la cantante Miriam Hernández (coanimadora del Festival) a entregársela. Vodanovich brilló por su ausencia. Abandonó el escenario porque «se sintió mal».

Los Prisioneros, como siempre, cumplían su promesa. Daban un nuevo paso en su trayectoria. Y hacían historia. Como nadie en aquel Festival de Viña 2003.

Justo cuando Jorge emitía sus comentarios más polémicos, se produjo un apagón en Santiago, en las comunas de Peñalolén, La Florida y Macul. Aunque fueron sólo minutos, mucha gente no pudo escuchar el mensaje completo. ¿Coincidencia?

Para ellos, y para todos los interesados, traemos aquí las demás letras de canciones «actualizadas», por González. Que lo disfrutéis.


LATINOAMÉRICA ES UN PUEBLO AL SUR DE ESTADOS UNIDOS

El Ejército de los Estados Unidos
Dice que hay que ir a la guerra
Toda Latinoamérica le chupa el miembro
Y está dispuesta a avalar esa matanza
Para que los mismos yankees nos vendan
El petróleo, a precios de alza.

George Bush dice que hay que matar a los árabes
¡Puesto que tienen las reservas de petróleo más grandes!
Y las necesita, porque él, precisamente, es un tejano,
Millonario y dueño de una petrolera.

Y Latinoamérica dice QUE SÍ («¡NO!», grita el público).
«Vamos a la guerra», QUE SÍ («¡NO!»).
«Que invadan las fronteras», QUE SÍ («¡NO!»).
«Que asesinen a niños y a mujeres», QUE SÍ («¡NO!»).

El periódico está feliz, la tele está feliz
El noticiario está feliz, todo el mundo está feliz.

Van a tener las noticias de la masacre en directo
Van a vender diarios, noticias, con los bombardeos
Y se pondrán del lado del más fuerte, una vez más
Como lo hicieron en aquellos años de la dictadura.

El periódico dice que es muy patriota
Pero entrega todo a los gringos que nos ven las pelotas.

Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos
Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos.

Yo quiero al hermano argentino,
Yo amo al boliviano,
Yo adoro al peruano,
Y si alguien tiene un problema con eso,
Bien puede lamerme el ano.


EL BAILE DE LOS QUE SOBRAN

¿Para qué el colegio?
¿Para qué el colegio?
Para atormentar a los niños
Para obligar a los niños de la Escuela D-500-967
A ser esclavos, y a ser obreros, y a ser juniors.
Para obligar a los niños del Saint George y del Great
A ser gerentes, a ser abogados
No les preguntan qué quieren ser.


NO NECESITAMOS BANDERAS

No voy a la guerra contra el argentino,
Él es mi vecino y es mi amigo.

No voy a la guerra contra el peruano,
Es mi vecino y también mi hermano.

No voy a la guerra contra el boliviano,
No soy capaz de matar a un gusano.

No voy a la guerra contra Irak,
No me interesa ir a robar.

No voy a la guerra, Señor General,
Si usted es tan cobarde.
Con las manos limpias vaya a pelear.
No mande a los pelaos a asesinar
No a larga distancia, como han de matar.
No voy a la guerra
No voy a la guerra, nunca más.

Me da vergüenza
La «Pacificación» de la Araucanía
Y el mando militar.

Me da vergüenza
La Guerra del Pacífico
Y el Golpe Militar.

Me da vergüenza Viet-Nam
Y hasta la Segunda Guerra Mundial.

Una bandera es linda
Cuando juega la Selección [de Fútbol]
Cuando la dibujamos,
Cuando chicos, en el pizarrón;
Cuando Marcelo, Iván o Zamorano
Meten un gol, ¡Si!

Pero no cuando hay que ir a matar
Ahí no es linda,
Cuando hay que ir a odiar.

Cuando quemamos las casas
De los extranjeros de Sudamérica.

Cuando nos reímos de la tristeza
Del pobre hermano argentino.

Cuando hablamos con prepotencia
Sobre el peruano,
Pero le abrimos las patas
Al norteamericano.


Aquí les dejo los videos para que vean por ustedes mismos la intervención de «Los Prisioneros» en Viña 2003:


Sexo


Quieren Dinero


Paramar


Por Qué No Se Van


We Are Sudamerican Rockers


Latinoamérica es un Pueblo al Sur de EE.UU.


El Baile de los que Sobran


No Necesitamos Banderas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada